La teoría del flow y las room escapes

Mihály Csíkszentmihályi es un reputado psicólogo, también profesor de distintas tradiciones filosóficas, de nacionalidad estadounidense y húngara. Asociamos su nombre con las room escapes porque la historia cuenta que Attila Gyurkovics, el creador de esta fabulosa idea, tenía muy presente la teoría del flow del psicólogo húngaro-estadounidense, patente en varias de sus obras como Flow, una psicología de la felicidad. Esta obra es de la que bebió Gyurkovics cuando creaba el primer juego de escape, por lo que la teoría del flow y las room escapes van de la mano.

Queremos que veáis cómo la teoría del flow y las room escapes casan a la perfección. Para ello, describimos brevemente esta teoría y luego planteamos un pequeño análisis de su adecuación a las room escapes. ¿Empezamos?

 

La teoría del flow o flujo

La teoría del flow es una teoría cuasi filosófica sobre la felicidad, eudaimonía para los clásicos. El concepto de flow refiere a una especie de corriente que nos empuja hacia adelante, que empuja a la acción cuando estamos inmersos en una actividad placentera. El flow estimula nuestra implicación en la actividad, que se convierte en una implicación total para lograr un objetivo, que normalmente es terminar la actividad con éxito.

la teoría del flow y las room escapes

Por esta razón la teoría del flow muchas veces se reconoce también como la teoría de la experiencia óptima. La experiencia es óptima cuando realizamos una actividad que nos provoca sensaciones positivas y nos implicamos totalmente con la tarea en un fluir o flujo constante de acciones y procesos mentales que causan satisfacción, lo cual nos lleva a un estado superior de felicidad durante el desarrollo de la actividad.

 

¿Cuáles son las condiciones para tener la experiencia de flujo?

La experiencia de flujo se da cuando: la tarea es en sí misma placentera, cuando tiene una meta definida y de la que se sabe que es alcanzable, cuando lograr el objetivo pasa por un proceso de logros de adecuada dificultad que causan satisfacción inmediata y, por último, cuando no hay distracciones de fuera y podemos centrarnos en la actividad.

Si lees ahora los tres párrafos anteriores pensando en qué es un juego de escape, verás claramente que  la teoría del flow y las room escapes van de la mano, verás que ¡disfrutar en un room escape del flow es inevitable! Es una actividad que se ajusta a la perfección para experimentar el flow del que nos habla Mihály Csíkszentmihályi.

 

La teoría del flow y las room escapes

 

¡Jugar en una room escape es un placer, no un esfuerzo!

Los juegos de escape son espacios de ocio alternativo que tienen el único objetivo de hacer pasar un buen rato a todas las personas que se animan a jugar, que acepten el desafío. Por lo tanto, siendo esta su finalidad, los juegos de escape son en sí mismo placenteros, logremos o no terminar el juego con éxito.

Ten claro en todo momento que jugar en una room escape es un placer que no supone un esfuerzo.

 

Las room escapes tienen una meta definida y alcanzable

Aunque la finalidad de los juegos de escape es procurar la diversión, la meta del juego es lograr salir de una habitación en la que estás encerrado con tu grupo de juego.

teoría del flow meme

 

Esta experiencia plantea una meta definida que además es alcanzable porque el juego ha sido ideado al detalle para que así sea. ¡Puedes visitar nuetro Facebook para comprobarlo!

 

Salir de la habitación es el último paso de un proceso

Efectivamente, lograr el objetivo pasa por un proceso de logros que causan satisfacción inmediata: encontrar una llave para abrir algo, encontrar piezas de un puzle, resolver un puzle, combinar objetos  para obtener un resultado, etc. ¡No lograremos salir de la habitación de escape si no conseguimos antes deshacer varios entuertos!

disfruta de los juegos de escape

Es importante tener en cuenta que tenemos varios niveles de juego para que la dificultad se ajuste al grupo de jugadores y habilidades o sus experiencias previas, ¡así el flow fluye mucho mejor!

 

¡En un juego de escape no hay distracciones!

Encerrados en la sala no tendremos estímulos externos que nos impidan centrar nuestra atención en el juego y el disfrute de la experiencia, estaremos en el juego y para el juego.

 

Conclusión

Alcanzar un estado de felicidad superior experimentando el flow, es muy fácil en una room escape porque todo el juego está diseñado al detalle para que así sea.

¡En The Paradox Room te animamos a que vivas esta experiencia lúdica con nosotros!

Deja un comentario

The Paradox Room